porno sikis pornolar porn italiano sex geschichte Las proteínas impulsan al sector alimentario-Por Jacob Bunge | The Wall Street Journal Americas | SAOTA
Close

Not a member yet?Register now and get started.

lock and key

Sign in to your account.

Account Login

Las proteínas impulsan al sector alimentario-Por Jacob Bunge | The Wall Street Journal Americas

13 Jun. 2014 Posted by SAOTA

Personas de todo el mundo, desde Beijing a Boston, están consumiendo más carne y productos lácteos, lo que ha impulsado una ola de fusiones y adquisiciones en el sector y reconfigurado el mapa global de la agricultura.
El mayor apetito por consumir proteínas es una de las múltiples fuerzas detrás de la planeada adquisición de Hillshire Brands Co. por parte de Tyson Foods Inc. en una operación de US$7.700 millones.
Los consumidores más pudientes en las economías emergentes están poniendo más carne en sus platos y alimentando a sus hijos con más productos lácteos.
En Estados Unidos, mientras tanto, algunas personas preocupadas por consumir alimentos más saludables están sustitu-yendo los carbohidratos, como el pan y el cereal, con más proteína animal, como carne, yogur y huevos.
La tendencia ha allanado el camino para el ascenso de nuevos gigantes de la industria cárnica como la brasileña JBS SA y la china WH Group, hasta hace poco conocida como Shuanghui International Holdings, y está propulsando las ventas de com-pañías estadounidenses como Hillshire, que fabrica las salchichas Jimmy Dean, y Chobani Inc., responsable de la mayor marca de yogur griego del país.
A su vez, productores agropecuarios de todo el mundo están expandiendo la producción de carne así como la de maíz, soya y otros cultivos utilizados para alimentar al ganado.
"El negocio de la proteína es un muy buen lugar para estar en este momento", reconoce Chuck Wirtz, quien cría unos 50.000 cerdos al año en una granja cerca de Whittemore, Iowa. "La industria agropecuaria se beneficia de los cambios en la dieta a nivel mundial".
Las empresas tratan de conseguir activos cuya importancia es considerada crítica, desde la leche en polvo para bebés hasta marcas de miles de millones de dólares que dominan las estanterías de los supermercados.
La compra de Hillshire, de concretarse, sería la mayor fusión en la industria cárnica, superando la adquisición de Smithfield Foods Inc. por parte de WH Group el año pasado por US$4.700 millones.
La brasileña JBS ha llevado a cabo una seguidilla de acuerdos en los últimos 10 años que la han transformado en lo que sus ejecutivos catalogan como la mayor procesadora de carne del mundo, con ventas que el año pasado ascendieron a US$41.700 millones. La filial estadounidense de JBS, Pilgrim's Pride, también estuvo en la carrera para comprar Hillshire, pero su oferta fue superada por la de Tyson.
La carne, los huevos, los lácteos, los frijoles y los granos figuran entre las principales fuentes de proteínas, que el sistema di-gestivo transforma en aminoácido que reemplaza las proteínas que ya se encuentran en las células humanas.
Debido a que el organismo no puede producir algunos aminoácidos por cuenta propia, la proteína es considerada parte esencial de la dieta humana.
La deficiencia de proteínas sigue siendo un problema para millones de personas en los países más pobres pero, conforme aumentan sus ingresos, lo más común es que la carne se vuelva una parte más importante en las dietas de la población.
El consumo mundial de carne crecerá 1,9% al año durante la próxima década, según las proyecciones del Departamento de Agricultura de EE.UU., a medida que el aumento de los ingresos en lugares como China, México y América Central permite a los consumidores comprar más carne de cerdo, de res y de pollo.
La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) proyecta que, para 2030, una persona promedio consumirá cerca de 44 kilos de carne al año, frente a 39 kilos en 2007 y 33 kilos en 1991.
La reacción de los agricultores de todo el mundo ha sido plantar más maíz y soya, ingredientes básicos en la mayor parte de los alimentos para el ganado.
Mientras tanto, los productores de carne de países en desarrollo como Brasil están pisando el acelerador. La ONU calcula que estos países constituirán cerca de 80% del crecimiento de la producción global de carne durante los próximos ocho años.
No obstante, la creciente demanda de carne y lácteos ha generado preocupaciones entre los defensores del medio ambiente. La ONU estima que la producción de ganado es responsable de alrededor de 14% de las emisiones globales de gases de efecto invernadero.

Fuente: Diario La Nación 12/06/2014

proteinas